¿Os apetecen unos huevos rellenos de bechamel?

¿No sabes qué preparar para comer mañana? Te proponemos esta receta de Huevos rellenos con bechamel que hará las delicias de toda la familia. Además, la preparación es sencillísima, con lo que los txikis de la casa pueden echarte una mano en la preparación pasando un rato agradable y divertido.

¡Poneros el delantal y a cocinar!

Ingredientes

  • 6 huevos cocidos
  • 50 g de jamón picado
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra

Preparación 

  1. Lo primero es cocer los huevos. Prepara una olla e introduce los huevos cubre con agua. Lleva a ebullición y mantenlos durante 11 minutos. Prepara un recipiente con agua fría y algún hielo para poder parar la cocción. Déjalas reposar en el agua para que se enfríen.
  2. Añade un poco de aceite a una sartén, y sofríe el ajo durante 1 minuto. Luego lo retiras de la sartén y añades el jamón picado.
  3. Una vez tengas los huevos a temperatura ambiente los pelas. Los cortas por la mitad, y sacas las yemas. Necesitarás la mitad de las yemas para mezclarlas con el jamón. Puedes reservar el resto para cualquier otra receta.
  4. Rellena los huevos con esta mezcla de jamón y de yema, sazonar con un poco de pimienta y coloca en una fuente de horno.

Es hora de preparar la bechamel. En este caso, y para ofrecer alternativas a la bechamel tradicional, haremos una bechamel vegana, con harina de arroz y leche de almendras. La preparación y las cantidades son las mismas que en una bechamel tradicional, es decir, sustituiremos los ingredientes habituales por las opciones veganas en las mismas cantidades. Si quieres puedes hacerla de la manera tradicional.

Ingredientes para la bechamel: 

  • 25 g de harina de arroz
  • 25 g de aceite de oliva
  • 300 g de leche de almendra
  • Media cucharadita de sal marina (unos 2 g)
  • Nuez moscada (al gusto)

Preparación 

  1. Calentar el aceite y añadir la harina. Remover bien. Se mezcla bien hasta que quede homogénea.
  2. Se le añade la leche de almendra templada a pocos y se va mezclando para que se integren bien los ingredientes. Se puede comenzar con fuego medio-fuerte, pero cuando comiencen a aparecer burbujas, se baja el fuego.
  3. Cuando hayas añadido toda la leche se sigue cociendo la salsa hasta que adquiera la densidad deseada. (normalmente entre 3 y 5 minutos). ¡No olvides seguir removiendo la salsa!

Sólo faltaría verter la bechamel sobre los huevos en una fuente de horno y gratinar en la parte alta de horno durante 8 minutos. ¡Quedan buenísimas! 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *